Los arándanos se extienden por África austral

link original, pinche aquí

Según el medio, New Era Live de Namibia, por primera vez en la historia de ese país se exportaron 100 toneladas de arándanos cultivados junto al río Okavango por la empresa namibia Mashare Berries Farming, y enviados vía Transworld Cargo, otra empresa de Namibia, a los destinos de exportación en Europa.

Mashare Berries Farming superó la marca simbólica de las 100 toneladas durante su primer año de producción, en octubre pasado, y desde septiembre, con un primer envío de 7 toneladas a Frankfurt vía aérea, se sucedieron los envíos a los mercados de los Países Bajos, Alemania, España, Rusia e incluso Hong Kong.

Pandemia y poscosecha

Adecuándose a los nuevos protocolos de pandemia la industria local sigue estrictas normas de salud, que comienzan con una completa desinfección desde antes de comenzar a trabajar y se mantienen durante todo el proceso de manipulación en cosecha y empaque, utilizando máscaras faciales en los campos y en las instalaciones de empaque durante estos tiempos de Covid-19.

El proceso más complejo y desafiante es que las frutas deben mantenerse constantemente a una temperatura justo por encima del punto de congelación (1ºC), por lo que los arándanos tienen que llegar al frigorífico en media hora, donde se enfrían a unos pocos grados centígrados. La fruta es extremadamente sensible a la presión y la temperatura, lo que significa que debe embalarse y clasificarse en habitaciones frescas y a muy bajas temperaturas. Como resultado, la mano de obra local tiene que usar gruesas ropas protectoras, aunque la temperatura exterior puede sobrepasar fácilmente los 30 ° C.

Los arándanos namibios se cargan vía aérea y llegan a los mercados de destino en 10 horas aproximadamente, controlando la temperatura durante todo el trayecto, desde la cámara fría inicial hasta el comprador mayorista del hemisferio norte.

Sudáfrica protagonista

Sudáfrica en la campaña 2019/2020 logró un volumen de envíos de 12.282 toneladas, lo que se traduce en más de un 50% de aumento respecto a lo alcanzado en la temporada 2018/2019, en donde llegó a las 8.071 toneladas exportadas, y según la Asociación Sudafricana de Productores de Berries (Sabpa), se proyecta un volumen de 24.000 toneladas para esta temporada y se espera que la cosecha – de la que el 90% se envía a los mercados de Europa y Gran Bretaña – recaude más de 2 mil millones de rands (USD 130 millones, o € 109 millones), una cifra importante para cualquier economía.

Estas cifras demuestran un crecimiento exponencial que puede convertir a la industria sudafricana en protagonista importante de la industria internacional.

Industria en expansión

Elzette Schutte, gerente de BerriesZA, asegura que las proyecciones de la industria sudafricana para 2022/2023 son alcanzar una producción de 50.000 toneladas, lo que significaría colocar a la industria sudafricana en los primeros cinco países exportadores de arándanos del mundo, por lo que los productores sudafricanos están buscando llegar a los mercados asiáticos para expandir aún más su industria.

Sudáfrica tiene condiciones climáticas muy favorables, con fincas nuevas y acceso a tecnología de punta. En el último tiempo ha adquirido variedades mucho más productivas, que le permiten proyectarse como una industria de un gran crecimiento futuro. “Solo esperamos que la demanda internacional aumente a medida que aumente la conciencia de este superalimento”, comenta Elzette.

“Nadie se queda quieto…”

Las proyecciones y la realidad de esta industria en sus aspectos comerciales, tecnológicos y de manejos, más el análisis de los más importantes desafíos y oportunidades del conjunto de la industria del arándano de manera global, se abordarán en el próximo XXI Seminario Internacional de Blueberries que se realizará por primera vez de manera presencial en Casablanca, Marruecos, en septiembre de 2021.

“Nadie se queda quieto. Las nuevas industrias en lugares como Marruecos, México, Perú́ y África austral aún se encuentran en la fase de establecimiento y tienen la oportunidad de realizar inversiones apropiadas en los sistemas, variedades, infraestructura y tecnología no de ayer, sino de mañana”, vaticinaba Cort Brazelton hace más de un año, y hoy es ya una realidad.

África Austral, también llamada África Meridional o África del Sur, es una de las veintidós subregiones en que la ONU divide el mundo y está compuesta por cinco países: Botsuana, Lesoto, Namibia, Suazilandia y Sudáfrica, que pertenecen a la Comunidad de Desarrollo de África Austral (SADC).

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email