Mayor caos en la cadena de suministro al prolongarse indefinidamente el cierre de Shanghái

El cierre de Shanghái se ha prolongado indefinidamente, una medida que arroja más incertidumbre sobre las cadenas de suministro chinas, mientras se publican nuevos datos que muestran el impacto en los volúmenes de carga marítima de China.Como bien indicara Simfruit,  las mayores restricciones en la mitad oriental de la ciudad, incluyendo Pudong, debían ser levantadas el viernes, pero casi todas las áreas permanecen bajo bloqueo y las autoridades locales no han dado ningún plazo para su fin debido al creciente número de contagios, señalando sólo que la liberación de las zonas en cuarentena  se haría “por etapas”.

Logística complicada

The Loadstar destaco entrevista de un trasportista quien precisó que en “Shanghái ha iniciado otra ronda de pruebas masivas [de Covid], con toda la población de la ciudad, de 25 millones de habitantes, sometida a pruebas (…) Nos han prometido que todos los que den negativo en la prueba quedarán libres y los casos positivos serán trasladados a centros de cuarentena, como antes. A ver si por fin cumplen sus promesas y no se inventan nuevas normas”.

Cabe destacar que actualmente, que casi todo Shanghái se encuentra bajo cierre. La mayoría de los residentes no pueden salir de sus casas, ni siquiera para comer, mientras que, a algunas empresas, como el puerto de contenedores, se les permite operar en condiciones de “circuito cerrado”, donde los trabajadores duermen en el lugar.

Las actualizaciones de la cadena de suministro por parte de los transportistas se han centrado principalmente en la reducción de la capacidad de transporte por camión y el cierre de fábricas y almacenes, lo que ha provocado el desvío de la carga marítima: Ningbo, Qingdao y Tianjin encabezan la lista de puertos alternativos.

Sin embargo, según Crane Worldwide Logistics: “Sigue siendo un reto realizar el transporte de contenedores. Otras ciudades se han vuelto más reticentes a permitir la entrada de camiones de contenedores procedentes de Shanghai”. Mientras,  Fibs Logistics, indica que la mayoría de las entradas de contenedores en Shanghái se han retrasado y los horarios son “inestables”.

Por su parte, Ligentia advirtió a sus clientes que su almacén en Pudong había suspendido sus operaciones, con su depósito bajo gestión cerrada. Crane agregó que el manejo de la carga en el aeropuerto de Shanghai Pudong se había vuelto “casi imposible”, señalando que Delta era la última aerolínea en anunciar la cancelación de vuelos, recomendando utilizar Zhengzhou como puerta de entrada alternativa para la carga aérea.

En la misma línea Fibs Logistics añadió: “Algunas fábricas tuvieron que cancelar sus reservas debido al cierre de sus distritos. Para los envíos de consolidación, la mayoría de los almacenes de Pudong están cerrados hasta nuevo aviso”.

Es tal el caos logístico, que Reuters informó que la fábrica de Tesla en Shanghái no reanudaría sus operaciones ayer lunes, como estaba previsto. Durante el fin de semana, el CEO Elon Musk tuiteó que la compañía había visto un “trimestre excepcionalmente difícil, debido a las interrupciones de la cadena de suministro”.

En medio de los informes de la semana pasada sobre el empeoramiento de la congestión de los muelles y las colas de los barcos, Shanghai International Port Group (SIPG) negó ayer que hubiera “más de 300 barcos” esperando para cargar o descargar en el puerto.

SIPG declaró a los medios de comunicación locales que el puerto mantenía un funcionamiento normal las 24 horas del día y que el tiempo medio de espera en los muelles para los buques portacontenedores era inferior a un día.

Mientras tanto, nuevos datos de FourKites han mostrado el impacto negativo de los cierres de China en los volúmenes de carga marítima. Por ejemplo, la empresa de visibilidad de la cadena de suministro dijo que el cierre de Shenzhen el mes pasado dio lugar a una reducción del 32% en el volumen de envíos marítimos en la provincia de Guangdong, donde se encuentra Shenzhen.

“El volumen marítimo promedio de siete días en Guangdong ha bajado sólo un 15% en comparación con el que había antes de que entrara en vigor el cierre”, añadió FourKites.

En Shanghái, puntualiza FourKites los puertos de contenedores están experimentando un volumen “significativamente reducido”, con una media de tráfico de siete días “que ha descendido un 33% en comparación con el 12 de marzo”.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email