Cristián Pichuante, AGV: “La calidad de las plantas determina en gran parte su potencial productivo”

Leer en blueberriesconsulting.com

El presidente de la Asociación de Viveros de Chile (AGV), Cristián Pichuante, inauguró la 5° Convención Internacional Agro Plant Ñuble, realizada de manera online, y en la que participaron distintas autoridades de la industria agrofrutícola, encabezadas por el ministro de Agricultura, Antonio Walker, el director del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), Horacio Bórquez, y el presidente de Federación de Exportadores de Fruta (Fedefruta), Jorge Valenzuela, entre otras autoridades.

“En medio de los desafiantes tiempos que corren, somos afortunados de pertenecer al agro, sin duda una de las actividades menos impactada por la pandemia a nivel mundial y que la mayoría de nosotros desarrolla con pasión, transformándose en una filosofía de vida, que no exenta de altos y bajos refleja el gran compromiso que tenemos por nuestro campo y nuestra gente”, fueron sus palabras iniciales a una audiencia online que abarcó varios países latinoamericanos.

El ejecutivo se dio el tiempo para contextualizar el momento que vive la industria y los desafíos que se desprenden de ello. “En este nuevo escenario, que desde ya incluye el cambio climático, y la cada vez más larga escasez de agua, los desafíos que enfrenta nuestra agricultura pasan también por tomar un rol mas protagónico en los cambios que como sociedad estamos experimentado, buscando así generar mejores oportunidades de trabajo, desarrollo y bienestar para nuestro país”, recalcó.

 

Producir con responsabilidad

Cristian Pichuante comentó que, en este contexto de múltiples desafíos, la responsabilidad es seguir mejorando los procesos productivos, y en esa perspectiva relata que han comenzado a trabajar en un ambicioso proyecto que les permitirá, en el corto plazo, entregar al mercado plantas con un sello de calidad certificada, propagadas bajo procesos más amigables, tanto en el aspecto social como medioambiental.

Explica que pese a las dificultades que se han debido enfrentar para llevar adelante la industria del vivero, el gremio ha logrado comercializar en Chile entre el 2015 y 2019 más de 134 millones de plantas frutales, que significaron alrededor de 110 mil hectáreas.

No solo números

“Como pilar fundamental de todo proyecto agrícola, nuestro rubro toma especial relevancia ya que la calidad de las plantas determina en gran parte su potencial productivo”, subrayó.

Pichuante, en su intervención como anfitrión del encuentro, hace un llamado a no quedarse solo en la realidad de los números y se pregunta: ¿Cuál es nuestro desafío?

“Queremos seguir en el camino de posicionar a Chile entre las potencias en la producción de plantas de calidad para el mercado nacional y plataforma extranjera para el mundo” se contesta.

El presidente de AGV reconoce que en esta labor han sido muy importantes el compromiso de los viveros socios y el desarrollo de alianzas estratégicas con otros sectores, “como la que tenemos con ProChile, que son vitales”, asegura.

 

Plataforma mundial

Cristián Pichuante finaliza explicando que para enfrentar los desafíos de la industria de la genética vegetal el objetivo es transformarse en “plataforma genética para el mundo” y recuerda que en 2011 exportaban plantas por un valor de USD11 millones, y ocupaban el lugar 44 a nivel mundial. “Hoy podemos mostrar con orgullo que nuestro gremio logró exportar sobre los USD36 millones en 2019, saltando al lugar 24 como país exportador de plantas de primera calidad”.

Según las proyecciones de la Asociación de Viveros de Chile para 2021, Chile bordeará los USD50 millones en exportaciones de plantas de primera calidad para la industria global.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email